Guardia Nacional despliega efectivos en frontera con México

El gobernador de Arizona, el republicano Doug Ducey (derecha), saluda a algunos miembros de la Guardia Nacional de Arizona antes de que sean enviados a la zona fronteriza con México en la Reserva Militar del Parque Papago, en Phoenix, el lunes 9 de abril de 2018. (AP Foto/Ross D. Franklin)

WESLACO, Texas, EE.UU. (AP) — El despliegue de miembros de la Guardia Nacional hacia la frontera con México, a solicitud del presidente Donald Trump, estaba en curso el martes con un incremento gradual de las tropas con órdenes de ayudar a frenar la inmigración ilegal.

El gobierno federal también anunció que la secretaria de Seguridad Nacional, Kirstjen Nielsen, visitará esta semana un tramo del nuevo muro fronterizo que comenzó a construirse en Nuevo México.

La construcción del tramo de muro y el compromiso de Arizona, Nuevo México y Texas de enviar al menos 1.600 miembros de la Guardia Nacional provocó una nueva ola de críticas por parte de activistas migratorios.

Soldados de la Guardia Nacional de Arizona reciben documentación antes de ser enviados a la frontera con México en la reserva militar Papago Park, el 9 de abril de 2018, en Phoenix. (AP Foto/Ross D. Franklin)

El único estado fronterizo que no ha anunciado si participara en el despliegue fue California, encabezado por el demócrata Jerry Brown, quien se ha enfrentado con Trump en repetidas ocasiones debido a su política migratoria.

En Texas, donde el gobernador republicano Greg Abbott se ha comprometido a poner a disposición a más de 1.000 elementos de la Guardia Nacional, funcionarios militares dijeron el martes que 300 tropas se reportarán esta semana a las armerías para preparación y entrenamiento. Texas ha mantenido a alrededor de 100 miembros de la Guardia Nacional en la frontera durante años como parte de sus propias labores de seguridad fronteriza.

“La diferencia es que ahora sucede en un contexto distinto”, dijo Fernando Garcia, director de Border Network for Human Rights, un grupo activista en pro de la inmigración.

“Cuando se escucha el discurso del presidente, parece que sus enemigos son las familias migrantes”, dijo Garcia desde el Valle del Río Grande, en donde se presenta el mayor número de cruces migratorios entre los 3.200 kilómetros (2.000 millas) de frontera.

La Guardia Nacional “ha demostrado tener un impacto importante” en la reducción de la inmigración y el crimen, dijo Abbott en un comunicado.

Trump indicó la semana pasada que quiere enviar entre 2.000 y 4.000 miembros de la Guardia Nacional a la frontera, y emitió una proclama en la que señala como causa “el desgobierno que persiste en nuestra frontera sur”.

Funcionarios del gobierno de Trump han dicho que el creciente número de personas detenidas cruzando la frontera sur requiere una respuesta inmediata, a pesar de que cumplen las tendencias de temporada de los últimos años.

Las detenciones permanecen muy por debajo de las tendencias históricas de los gobiernos de los expresidentes George W. Bush y Barack Obama, quienes también desplegaron a elementos de la Guardia Nacional en la frontera.

Algunos de los miembros de la Guardia Nacional portarán armas y serán enviados a lugares potencialmente peligrosos, dijo Abbott, quien añadió que quería restar importancia a la especulación de que “nuestra Guardia Nacional se presente con bayonetas militares e intentando ir detrás de todo aquel que cruce la frontera, porque ese no es su papel”.

No hay una fecha para poner fin al despliegue, resaltó Abbott. “Esto puede tomar mucho tiempo”.

Trump ha dicho que quiere utilizar al ejército en la frontera hasta que haya progreso en el proyecto de muro fronterizo que propuso, el cual ha quedado prácticamente estancado en el Congreso.

El secretario de Relaciones Exteriores de México, Luis Videgaray, dijo que su gobierno evalúa su cooperación con Estados Unidos.
___
Weber reportó desde Austin, Texas.