Iglesia SUD envía comunicado sobre marihuana medicinal

La Iglesia de Jesucristo de los Santos de los Últimos Días ha enviado un comunicado de prenso sobre la propuesta de Iniciativa de Marihuana Médica de Utah indicando que es de su conocimiento que se trata de un tema de gran controversia en Utah.

“Los efectos negativos y las consecuencias del uso de marihuana en individuos, familias y la sociedad en general son bien conocidos. También hay quienes afirman que tiene beneficios medicinales para aquellos en algunas circunstancias”, informa el comunicado.

“En consecuencia, la Iglesia solicitó a un bufete de abogados de Salt Lake City un análisis legal de la iniciativa propuesta que se presentará a los votantes el próximo otoño. Queríamos saber qué haría realmente la iniciativa, si se adoptara. El memorándum de la firma de abogados despierta graves preocupaciones sobre esta iniciativa y las graves consecuencias adversas que podrían derivarse de ser adoptada. Invitamos a todos a leer el memorándum adjunto y a hacer su propio juicio”.

Aquí parte del memorándum:

KIRTON McCONKIE MEMORANDUM

El siguiente análisis aborda algunos de los problemas legales planteados por la propuesta Iniciativa de marihuana medicinal de Utah, que puede aparecer en la boleta en noviembre de 2018.
La Iniciativa de Marihuana permitirá que algunas personas cultiven su propia marihuana. A los titulares de tarjetas de cannabis medicinal que vivan a más de 160 kilómetros de un dispensario de cannabis se les permitirá cultivar “hasta seis plantas de cannabis para uso médico personal …” (Sección 26-60b-201 (6) (d)). Nada en la Iniciativa le permite al estado licenciar o monitorear operaciones de marihuana locales.

La Iniciativa de Marihuana permitirá a las personas que cultivan su propia marihuana evadir los límites de compra y uso. La Iniciativa de Marihuana les permite a los usuarios comprar hasta 2 onzas de cannabis (o 10 gramos de tetrahidrocannabinol o cannabidiol) de los dispensarios cada 14 días. [1] (Sección 26-60b-502 (3) – (4).) Pero nada en la Iniciativa impide que una persona autorizada a cultivar su propia marihuana consuma más de sus propias plantas (que pueden ser muy grandes) o también de comprar la cantidad máxima de un dispensario.

La Iniciativa de Marihuana creará desafíos significativos para el cumplimiento de la ley. La aplicación de la ley no tendrá manera de distinguir entre la marihuana legal cultivada personalmente y la marihuana ilegal. Además, las fuerzas del orden público no tendrán forma de distinguir entre la marihuana comprada ilegalmente y la adquirida legalmente. Sin duda, una persona que tiene una tarjeta médica de cannabis que está en posesión de cannabis debe tener “una etiqueta que identifique que el producto de cannabis o cannabis se vendió originalmente en un dispensario de cannabis autorizado …” (Sección 26-60b-204. ) Pero no vemos ninguna razón por la cual un tarjetahabiente no pueda guardar una etiqueta de marihuana comprada legalmente y mostrarla a la policía para justificar la posesión de marihuana adquirida ilegalmente. En cualquier caso, la multa para alguien que no tiene la tarjeta o la etiqueta es de solo $100. (Sección 26-60b-204 (5)).

Para leer el memorándum completo visite:

https://www.mormonnewsroom.org/article/marijuana-analysis