Piden bloquear inspecciones de inmigración en buses en EEUU

MIAMI (AP) — Defensores de los migrantes exhortaron a la compañía de autobuses Greyhound para que deje de permitir que los agentes federales suban a los vehículos para realizar redadas de inmigración.

Afiliados de la Unión Americana de Libertades Civiles (ACLU) en 10 estados enviaron una carta el miércoles a los directivos de Greyhound pidiéndoles que les nieguen permiso a los agentes para abordar sin una orden judicial o en la zona fronteriza de Estados Unidos.

Los defensores alegan que la Oficina de Aduanas y Protección Fronteriza (CBP) ha estado realizando con más frecuencia sus inspecciones a bordo de autobuses para verificar el estatus migratorio de los viajeros, eligiendo a personas por su raza o apariencia.

La Patrulla Fronteriza tiene la capacidad legal de operar retenes de migración y otras actividades dentro de una franja de 160 kilómetros (100 millas) de alguna frontera terrestre o costera de Estados Unidos, de acuerdo con una ley federal. Sin embargo, la carta alega que esos estatutos no pueden anular un derecho amparado por la Cuarta Enmienda a la constitución, que protege a las personas y a las empresas frente a revisiones y decomisos ilegales.

Los defensores de los migrantes agregaron que las revisiones han ocurrido en al menos siete estados, entre ellos California, Florida y Vermont. El mes pasado, grupos defensores en Florida advirtieron a los inmigrantes sobre las inspecciones cuando viajen al estado.
En respuesta a las solicitudes de comentarios, la portavoz de Greyhound Lanesha Gipson dijo que la empresa coopera con las agencias defensoras de la ley.